San Miguel, Busto, Zaldiran, San Kiliz y Ezkibel desde Zumelzu

Hoy nos vamos a acercar hasta el extremo más occidental de los Montes de Vitoria. Este largo cordal separa la Llanada Alavesa del Condado de Treviño. Subiremos las cimas de San Miguel (943 m), Busto (976 m), Zaldiaran (978 m), San Kiliz (836 m) y Ezkibel (815 m), desde la localidad alavesa de Zumelzu (617 m).

Fecha: 8-10-2017
Distancia total de la ruta: 16,55 km.
Desnivel acumulado subiendo: 830 m.
Tiempo empleado con paradas: 4 h y 42 min.
Recorrido de la ruta: Zumelzu (617 m), puerto de San Miguel (870 m), San Miguel (943 m), puerto de Biarrate (917 m) y el alto de San Juán, Busto (976 m), portillo de Zumelzu (890 m), Zaldiaran (978 m), portillo del Silo, San Kiliz (836 m), localidad de Eskibel (660 m), monte Ezkibel (815 m) y Zumelzu.
Montañeros: Coro, Cabero, Pedro, Carlos, Guerrero, Jaime y Enrique.


 

 

 

 Aparcamos los coches junto a la iglesia de San Juan Bautista de Zumelzu y nos dirigimos por el GR-25 en dirección a Subijana de Alava.

 

 
 
 
Enseguida abandonamos el asfalto para continuar por pista.
 
En este cruce seguimos dirección Subijana de Alava
 
Cruzamos esta valla

Llegados a este cruce continuamos por la derecha

 
Ya comenzamos a ver los diversos coloridos del Otoño y su caída de hojas
 

Continuamos de frente

En este otro cruce giramos hacia la pista de la derecha, que nos llevaría directo a la localidad de Subijana de Alava, pero nosotros continuamos por dicha pista durante unos 75 metros para coger un desvío a la izquierda, marcado con hitos. 
 

Desvío a nuestra izquierda, ahora por sendero

 
El sendero nos saca otra vez a la pista

 En este tramo de pista coincidimos con el Camino de Santiago y también con el GR-280 de la ruta del Pastoreo.
 

Después de circular por esta pista durante unos 290 metros la abandonamos por el sendero de la izquierda, marcado con un hito.
 

Ahora el sendero encara ya descaradamente la subida al cordal. Se trata de una subida mantenida, que en un kilómetro sube unos 210 metros de desnivel.
 
Al frente se aprecia la cima de San Miguel

 




Llegamos al puerto de San Miguel (870 m), detrás la cima de San Miguel
 
Vista a la izquierda del Gorbea y a la derecha del Amboto

En el puerto de San Miguel giramos a la izquierda para encarar la subida final a dicha cima.


Ya tenemos a la vista la cima de San Miguel
 
 
Cima de San Miguel o Peña Mayor (943 m)
 
 
 
 Espectacular vista del macizo del Amboto y de la sierra del Aizkorri

 Continuamos la marcha por el sendero que va junto al cortado, pasando por el puerto de Biarrate (905 m) en dirección a la siguiente cima del día, Busto.

 
Saliendo a la pista que da acceso a la cercana cima de Busto
 
 
 
 Cima de Busto (976 m)

Continuamos la marcha, ahora toca meterse de nuevo en un fenomenal hayedo por el que bajamos de esta cumbre rumbo al portillo del Silo para acercarnos a la cima de Zaldiaran, del que nos separan dos escasos kilómetros.
 
 
 Bajamos apenas 55 metros por el hayedo y giramos a la derecha en dirección al portillo del Silo (885 m).
 


Continuamos por la denominada Senda del Pastoreo
 
Ya tenemos a la vista Zaldiaran
 

Y por el camino vemos tiras de plástico en los árboles y corredores que van pasando. Se está celebrando la carrera de montaña Vitoria-Gasteiz Trail. A ver si vemos alguno de Miranda. 
 

 
 Aquí vemos pasar a uno, David García (gritos de ánimo, venga campeón)

 
Tramo de subida final a Zaldiaran

 
La Cruz de Zaldiaran

La Cruz, con 16,5 metros de altura y 8,55 m de brazos y construida por Juan Salazar, fue colocada el 12 de noviembre de 1950 por la Sociedad Excursionista Manuel Iradier. Adosado a ésta se encuentra el buzón de montaña, réplica del Castillo de Guevara.
 
 
 Cima de Zaldiaran (978 m)

 
Una mirada atrás, del camino recorrido hasta ahora

Después de este alargado relax en la cima, continuamos la marcha descendiendo por el hayedo hacia la cima de San Kiliz.
 
 Otra pequeña paradita en este avituallamiento para dejar pasar a los corredores

 
 Pronunciado descenso antes de coger el desvío hacia San Kiliz

 Cogemos el sendero de la derecha

 Y en breve llegamos a la cima
 Cima de San Kiliz (836 m)
 
 
 Atrás dejamos la cima de Zaldiaran

Va siendo hora de picar algo, así que nos ponemos a la faena mientras disfrutamos de las vistas.
Vitoria, y de fondo macizo del Amboto y sierra de Aizkorri

 
Monte Gorbea

 
 Al fondo, el inconfundible Kapildui

 Izquierda sierra de Aizkorri y derecha el Aratz (sierra de Altzania)

Continuamos la marcha siguiendo de frente por el sendero bien marcado, que ahora en descenso nos llevara hasta la población de Eskibel.
 
 
 
 
 Vista de Ezkibel, nuestra siguiente y última cima del día


Llegamos a este cruce de caminos, cogemos el sendero de la izquierda
 
 
 

Ahora el sendero desemboca en una pista, por la que continuaremos a nuestra izquierda en dirección a la población de Eskibel.
 
 
 
 Tras atravesar la verja llegaremos a la población de Eskibel (650 m)

 
 Justo a la entrada del pueblo nos desviamos a la izquierda

 Siguiendo la señalización al Eskibel (1,6 km a la cima)

 
 
 
Llegando a la cima de Eskibel y su torre

La famosa Torre de Eskibel forma parte de una serie de torres que se construyeron durante las guerras carlistas formando parte del llamado Telégrafo Optico.
La torre diseñada por Mathé estaba pensada como fortaleza, de modo que en caso de guerra el enemigo tuviese la mayor dificultad posible para interrumpir el sistema de comunicaciones.
 
Cima de Eskibel (815 m)
 

Fotos de rigor y un pequeño descanso a la sombra, y continuamos la marcha. 
 
Seguimos el sendero del borde de la cantera, entre hayas, robles y quejigos a la sombra, que se agradece.
 

En este cruce deberíamos haber tirado por el sendero de enfrente, pero como todavía circulaban los corredores optamos por la derecha, haciendo una pequeña vuelta.
 
 
 
 En este cruce continuamos de frente

 Atrás dejamos un avituallamiento de la carrera tras cruzar una verja

Entrando en el pueblo de Zumelzu
 
 
 Ahora toca refrescarse un poco en la fuente

 
 Iglesia de San Juan Bautista

Hora de recoger todo y caminito de regreso para casa, pero antes haremos un lapsus en el camino para refrigerar nuestras secas gargantas con unas buenas picas.
Nos vemos en la próxima.